analisis

El avance en salud a través de un análisis de sangre

¿Sabías que un análisis de sangre puede determinar a qué grupo sanguíneo perteneces en tan solo 30 segundos? ¿Y que la sangre del cordón umbilical podría tratar patologías como la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple o el lupus? Y es que, aunque nos parezca algo obvio, no está de más destacar que los avances científicos y tecnológicos, junto con una buena formación de los profesionales, son las mejores manos en las que podemos dejar nuestra salud.

El primer caso, desarrollado por el biólogo Hong Zhang, de la Third Military Medical University, en Chongqing (China), y su equipo, y publicado en la revista Science Traslational Medicine, consiste en aplicar una pequeña muestra de sangre en una tira de papel compuesta por dos extremidades (A y B), que contenga anticuerpos que reconozcan los diferentes marcadores de tipos sanguíneos y después aplicar bromocresol, un indicador orgánico de color verde. Tras ello, los resultados aparecen con cambios de color en las extremidades de la tira: verde en el caso de que un antígeno de un determinado grupo sanguíneo esté presente en la muestra y marrón si no lo está.

Esta sencilla prueba, cuyo principal factor es la rapidez en la obtención de resultados, es un gran avance para zonas de conflicto o situaciones de emergencia, donde esa rapidez puede ser un factor determinante para salvar vidas.

También un análisis de sangre podría ayudar a medir el riesgo futuro de padecer una enfermedad crónica, según un nuevo estudio del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Salt Lake City (Estados Unidos). Según el trabajo, la combinación de la información de una analítica rutinaria y la edad de los pacientes en atención primaria puede formar una puntuación que mida el riesgo futuro de una enfermedad crónica.

Esta puntuación de riesgo simple, denominada ‘Intermountain Chronic Disease Risk Score’ o ICHRON, puede predecir el primer diagnóstico de patologías crónicas como la diabetes, la insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, neurológicas o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en un plazo de tres años. Según los investigadores, las predicciones de ICHRON van del 77 al 78 por ciento de precisión en la identificación de los pacientes que serán diagnosticados durante ese plazo.

Por otro lado la sangre del cordón umbilical, en concreto las células desreguladoras que modulan el sistema inmunológico, podrían tratar en un futuro enfermedades autoinmunes. El doctor John Wagner, director del programa de trasplante de sangre y médula ósea pediátrica de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), afirma que la sangre del cordón umbilical, en concreto las células desreguladoras que modulan el sistema inmunológico, podrán tratar en un futuro patologías como la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide o el lupus.

Wagner, internacionalmente conocido por ser el primero en usar sangre de cordón umbilical para tratar a un niño con leucemia en 1990, lleva a sus espaldas más de 1.300 trasplantes de sangre de cordón umbilical realizados en dicha universidad. En la actualidad, tiene centradas sus investigaciones en las células mencionadas que solo se pueden conseguir durante el momento del parto.

Cuando se habla de los avances que se están produciendo en la Medicina en el caso de los análisis de sangre, no se nos puede olvidar la biopsia líquida, que en el caso del diagnóstico de, por ejemplo el cáncer colorrectal metastásico, permite una detección más rápida, menos invasiva y más específica que la biopsia de tejido tradicional.

Estas investigaciones son solo cuatro ejemplos de los avances científicos que acontecen diariamente y que contribuyen a un único objetivo social: estar y permanecer sanos durante el mayor tiempo posible.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada