tu avatar describe rasgos de tu personalidad

Tu avatar describe rasgos de tu personalidad

  • En los avatares de los participantes del estudio se analizaron cinco rasgos de personalidad: sinceridad, meticulosidad, extroversión, agradabilidad y neuroticismo.
  • Después de analizar estos parámetros, se observó que los avatares con los ojos abiertos, con una sonrisa o una mueca eran más propensos a provocar intenciones de amistad.

 

¿Qué dice el avatar que utilizamos de nuestra personalidad? Esa es la pregunta a la que intenta dar respuesta un grupo de investigadores de la Universidad de York, en Toronto, capitaneado por Katrina Fong, y que se publica en Personality and Social Psychology Bulletin.

Sabemos que un avatar es una imagen que representa nuestro yo en un mundo virtual, y que va desde dibujos simples a representaciones tridimensionales detalladas de caracteres, pasando por simples fotografías. Tal y como describen en el estudio, los avatares permiten mostrar o prescindir de los rasgos que una persona considere oportunos, por lo que, según estudios previos, se suelen elegir avatares que reflejan la idea que uno tiene de sí mismo.

En los avatares de los participantes del estudio se analizaron cinco rasgos de personalidad: sinceridad, meticulosidad, extroversión, agradabilidad y neuroticismo. Los autores del trabajo apuntan a que unos rasgos de la personalidad se comunican menos que otros; es decir, se intentan destacar más los primeros que los últimos.

Después de analizar estos parámetros, se observó que los avatares con los ojos abiertos, con una sonrisa o una mueca, un rostro ovalado, cabello castaño y/o un jersey eran más propensos a provocar intenciones de amistad. En contraste, los avatares con una expresión neutra o cualquier otra expresión que no sea una sonrisa, pelo negro, pelo corto, un sombrero y/o gafas de sol eran menos propensos a provocar intenciones de amistad.

Otro aspecto que analizaron fueron los avatares por sexo. Los de las mujeres  tendían a ser más polémicos y abiertos, incluso después de valorar las características propias de las mujeres que elegían esos avatares. Los autores del trabajo, manejando datos de estudios anteriores, esperaban encontrarse con individuos que tienen en cuenta las diferencias entre hombres y mujeres para forman el juicio sobre la personalidad. De forma sorprendente, el sexo de la persona de un determinado avatar no influye en el juicio que se hace sobre ella. “Esto puede deberse a que en el mundo digital se activan de forma diferente los estereotipos que en el mundo real, pero aún tenemos que estudiar más este aspecto”, asegura Fong.

¿Has pensado en todos estos aspectos al crear tu avatar?

 

Clara Castaño

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada