cáncer de colon y cáncer de cabeza y cuello

Cáncer colorrectal y cáncer de cabeza y cuello, eje de nuestras campañas

  • Merck puso en marcha la campaña Get Tested, cuyo objetivo se centra en concienciar a la población sobre los beneficios de determinar el biomarcador RAS en pacientes a los que se les acaba de diagnosticar un cáncer colorrectal.
  • Además, Merck también se sumó a la Campaña Make Sense, diseñada para concienciar sobre la necesidad de establecer un diagnóstico precoz del cáncer de cabeza y cuello.

 

Este año hemos llevado a cabo una serie de iniciativas que refuerzan el compromiso de Merck con los pacientes oncológicos y persiguen unos mejores diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, teniendo siempre como centro al paciente y a su entorno.

La primera iniciativa se ha centrado en el diagnóstico del cáncer colorrectal de la mano de la biopsia líquida. A partir del mes de febrero, el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), en Barcelona, se convirtió en el primer centro del mundo en poder utilizar la biopsia líquida en investigación: un método rápido y simplificado para determinar el estado de mutación RAS, es decir KRAS y NRAS, en este tipo de tumores.Para hacer la prueba sólo es necesario tener una muestra de sangre, con lo cual se evita la cirugía que implica recoger una biopsia convencional del tejido tumoral. Así, en unos tres días ya se pueden tener los resultados de la prueba que indican si el paciente tiene o no mutaciones RAS. Esta información es necesaria para saber si funcionará o no el tratamiento con anticuerpos monoclonales anti receptor del factor de crecimiento epidérmico (anti-EGFR), terapias eficaces en pacientes sin mutaciones RAS.

Un mes después, y coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer Colorrectal Metastásico, que se celebra el 24 de marzo, pusimos en marcha la campaña Get Tested, promovida por la Asociación Internacional del Cáncer Colorrectal (ICCA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo se centraba en concienciar a la población sobre los beneficios de determinar el biomarcador RAS en pacientes a los que se les acaba de diagnosticar un cáncer colorrectal. Según los datos disponibles, aproximadamente la mitad de los pacientes con cáncer colorrectal metastásico tiene tumores con RAS nativo, en los que las terapias anti-EGFR son más efectivas. Iniciar el tratamiento lo antes posible ha hecho que en los últimos años se haya mejorado la supervivencia global y la supervivencia libre de progresión.

Este año no nos podíamos olvidar del cáncer de cabeza y cuello. Por eso, nos sumamos por tercer año consecutivo a la Campaña Make Sense, diseñada para concienciar sobre la necesidad de establecer un diagnóstico precoz del cáncer de cabeza y cuello. Basta con recordar unos datos: 350.000 personas son diagnosticados cada año de este tumor, y en la mitad la supervivencia no llega a los cinco años. Estas cifras se pueden cambiar si el cáncer de cabeza y cuello se detecta a tiempo, donde la supervivencia puede alcanzar cifras que rondan entre el 80 y el 90 por ciento. Además, dimos un gran paso inicial, ayudando al Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) a crear la división ‘Cáncer de Cabeza y Cuello España’, que se presentó el pasado 10 de diciembre en la conmemoración del primer Día Nacional del Cáncer de Cabeza y Cuello.

Teniendo en cuenta la buena acogida y la aceptación de estas iniciativas, queremos seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y concienciar a la población de la necesidad de detectar de forma precoz la enfermedad: es la mejor manera de enfrentarse a ella.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada