iOnc (003)

¿Qué sabes del carcinoma de células de Merkel?

Aunque sigue siendo 30 veces menos frecuente que el melanoma, la prevalencia del carcinoma de células de Merkel (CCM) ha aumentado en los últimos años entre pacientes de todo el mundo. Al ser un tipo de cáncer de piel poco habitual, en ocasiones viene acompañado de un diagnóstico y un tratamiento subóptimos, provocando un crecimiento exponencial de la enfermedad.

Estos motivos son más que suficientes para que nos interesemos sobre, cómo reconocer y tratar esta enfermedad, más aún si tenemos presente que el CCM es normalmente curable si se detecta y trata en las primeras fases de su desarrollo. Estar informados, prevenir y difundir es esencial para combatir este tipo de cáncer de piel. ¿Empezamos?

¿Qué es el CCM?

Se trata de una enfermedad muy agresiva y de crecimiento especialmente rápido en la que las células cancerosas se forman en la capa superior de la piel, cerca de las terminaciones nerviosas. Su nombre se debe, precisamente, a la similitud de estas células con las células de Merkel.

Diagnóstico

Los carcinomas de células de Merkel suelen manifestarse como protuberancias indoloras de color rosado, rojo o azulado en la piel. Pueden ser de diferente tamaño, aunque lo más frecuente es que no superen los 20 milímetros de diámetro. Por lo general, aparecen en áreas expuestas al sol, como la cara, el cuello, los brazos y las piernas, pero pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Pronóstico

Su tasa de mortalidad es alta, de uno de cada tres casos, comparado con uno de cada seis para el melanoma. Los pacientes que desarrollan metástasis tienen un mal pronóstico: hasta ahora solo el 26% sobrevive dos años o más.

Factores de riesgo

  • Varones de piel blanca y mayores de 50 años.
  • Exposición a un exceso de luz solar o artificial.
  • Antecedentes de otros tipos de cáncer.
  • Un sistema inmune debilitado debido a enfermedades como el VIH o la leucemia linfocítica crónica.
  • Tratamientos con medicamentos que supriman el sistema inmunitario (por ejemplo, tras el trasplante de un órgano).
  • Infección con el poliomavirus de células de Merkel, presente en aproximadamente el 80% de los tumores de CCM.

 

Comparte esta entrada