[ File # csp6514383, License # 2703262 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / logoboom

¿Cómo se prepara el cerebro de los bebés para hablar?

  • Es importante hablar con los niños antes de que empiecen a decir palabras, ya que se activan las áreas del cerebro responsables del lenguaje.
  • Así, el gyrus temporal superior, el cerebelo y el área de Broca entraban en funcionamiento al escuchar determinadas sílabas.

 

Antes de hablar los bebés establecen una serie de mecanismos que hace que su cerebro se prepare para decir sus primeras palabras. Es más, a los siete meses son capaces de distinguir entre siete y ocho idiomas diferentes, de los que a partir de ese periodo de vida eligen el que más oyen.  Esto es al menos lo que demuestra el grupo de Patricia Kulh, de la Universidad de Washington, en un estudio que se publica en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Somos capaces de formar palabras antes de hablar. El cerebro establece los mecanismos necesarios para que podamos representar las palabras que oímos antes de que las digamos. Por eso, es importante hablar con los niños antes de que empiecen a decir palabras, ya que se activan las áreas del cerebro responsables del lenguaje; se preparan mucho antes de decir su primera palabra. Es bueno que vayan formando el proceso cerebral necesario para comenzar con el lenguaje y cuanto antes se empiece a hablar con ellos, aunque sea imitando su lenguaje, mucho mejor.

Todo eso lo han demostrado sometiendo a 57 bebés entre 7 y 11 meses a un escáner para medir su actividad cerebral mientras escuchaban sílabas; tanto en su lengua materna, el inglés, como en una extranjera, el castellano. De esta forma, el equipo de la Universidad de Washington fue capaz de ver las áreas cerebrales que se activaban al oír estos sonidos. Así, el gyrus temporal superior, el cerebelo y el área de Broca entraban en funcionamiento al escuchar determinadas sílabas. Estas zonas cerebrales son las responsables del proceso necesario para hablar. Una cosa importante que se vio en el trabajo es que a los siete meses los niños respondían de forma similar ante las silabas en la lengua materna que cuando escuchaban una lengua extranjera, mientras que a partir de los 11 meses tenían que hacer un esfuerzo para reconocer una lengua diferente a la materna.

Por eso es bueno que los niños escuchen conversaciones, que les vayamos diciendo palabras y que se las relacionemos con los objetos. Todo esto hará que se vaya formando su cerebro para hablar. Hay que intentar hablar con los bebés que tengamos a nuestro alrededor, les haremos un gran favor.

 

Alba Ruiz
Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada