dieta o ejercicio

El cerebro también gana con el running

  • El ejercicio físico de forma regular favorece la estructura y la función cerebral. Tras realizar una actividad física, se generan nuevas neuronas, se levanta el ánimo y se perfecciona la memoria y el pensamiento.
  • Según los datos de la encuesta realizada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, el 46% de los españoles no realiza práctica deportiva alguna y el 47% camina menos de 30 minutos en sus desplazamientos diarios.

 

¿Cuántas veces hemos oído que correr es de cobardes? Pues las calles y los parques de muchas ciudades de todo el mundo están abarrotados de ellos. Es una afición que cada vez está ganando más adeptos, ya que nunca es tarde para empezar a correr.

En los últimos años estamos contemplando un aumento de los que se unen a la moda del running para mantenerse en forma, adelgazar y llevar una vida sana.  Esos beneficios van más allá de una buena forma física. Según los últimos estudios que se han presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Neurociencias, el ejercicio físico de forma regular favorece la estructura y función cerebral. Se ha visto que después de tener una actividad física regular se generan nuevas neuronas, se levanta el ánimo y se perfecciona la memoria y el pensamiento.

Estas pueden ser algunas de las razones por las que cada vez son más los running addict, a las que se puede unir la liberación de endorfinas durante el ejercicio, lo que hace que nos sintamos mejor.

Si tenemos en cuenta los datos de la primera Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española, realizada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, el 46% de los españoles no realiza práctica deportiva alguna, y el 47% camina menos de 30 minutos en sus desplazamientos diarios. La excusa suele ser la falta de tiempo y de dinero para apuntarse al gimnasio, pero para salir a correr sólo se necesitan unas buenas zapatillas y muchas ganas. Esas ganas son las que animan a muchos a participar en las llamadas carreras populares, que se hacen por una buena causa: investigación del cáncer de mama, sida, enfermedades raras…

Otra opción para conseguir fondos destinados a ayudar a enfermos y a sus familiares es la de vender kilómetros de maratón, que lo acabamos de ver en el maratón de Madrid. Son los llamados kilómetros solidarios: particulares o empresas que donan dinero para proyectos que presentan los corredores. A cambio, éstos insertan en sus camisetas o en sus dorsales la publicidad de la marca.

 

Clara Simón

Departamento de Comunicación de Merck

 

Comparte esta entrada