04457low_man_in_corner

Cinco hábitos que tienen las personas con depresión no diagnosticada

¿Quién no se ha sentido triste en algún momento de su vida? Todos hemos pasado por este estado de ánimo alguna vez. Pero, ¿qué pasa si alguien se siente así durante un periodo de tiempo excesivo? Es en este caso cuando empezaríamos a hablar de depresión.

Según la Organización Mundial de la Salud, la depresión es un trastorno mental frecuente que afecta a más de 350 millones de personas en el mundo. Este trastorno, que puede llegar a afectar al día a día de los individuos que lo padecen, no siempre está tratado.

A lo largo de las siguientes líneas vamos a hacer una recapitulación de los hábitos que suelen tener las personas con depresión no diagnosticada:

 

  • Suelen aparentar que no están deprimidas. Quienes viven en un estado depresivo constante han aprendido a camuflar sus verdaderas emociones para no mostrar al mundo su enfermedad. Aparentemente, son personas “felices” que no muestran externamente el conflicto interior que tienen.
  • Suelen tener sus propios “tratamientos” para paliar el continuo sentimiento de tristeza. Como se trata de casos en los que la depresión no está diagnosticada, normalmente porque los individuos que la padecen se niegan a reconocer su estado de salud mental, el tratamiento médico no tiene cabida en estos casos. Por ello, suelen tener sus propios remedios para combatir la tristeza. Éstos suelen venir condicionados a través del estilo de vida que lleven estas personas. La música, el deporte o dar largos paseos relajantes por una zona tranquila son algunas de las terapias que utilizan estas personas para escapar de la tristeza.
  • Suelen recabar más atención por parte de sus seres queridos. Resulta obvio, pero una persona deprimida no se comporta del mismo modo que una persona que no lo está. Es normal que una persona con depresión se sienta abandonada, ya que tiende a reclamar tanto de sus seres queridos que éstos pueden llegar a sentirse agotados y tender a alejarse de la persona en cuestión.
  • Pueden desarrollar hábitos alimenticios anormales y llegar a padecer trastornos del sueño. Suelen estar motivados por la falta de energía que tienen las personas con depresión. Comer poco o en exceso, así como dormir poco o demasiado, son algunos de los signos que presentan las personas con depresión. Hay que prestar especial atención a este tipo de acontecimientos.
  • Buscan sentirse queridos más que una persona mentalmente sana. Aquí radica uno de los hábitos más importantes de las personas que sufren una depresión no diagnosticada. Si a todo el mundo le gusta sentirse querido, las personas que sufren esta enfermedad lo necesitan como un medio para sobrevivir a todo aquello que les atormenta internamente. Hay que tener en cuenta que la gente que vive con una depresión sin diagnosticar es porque no quiere mostrar esa parte “débil” de sí mismo a nadie. Es una manera de autoprotección.

Por todo esto, nunca le des la espalda a una persona que presente estos signos, y si te encuentras en esta situación, lo mejor es que pidas ayuda profesional.

Como decía el Dalai Lama: “Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”. J

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada