1_CLOSINGAP GRUPO

ClosinGap, una alianza necesaria contra la brecha de género

La creación de este clúster tiene su origen en la iniciativa Healthy Women, Healthy Economies (“Mujeres saludables, economías saludables”), lanzada a nivel global en 2014 por Merck con el objetivo de identificar y eliminar las barreras que impiden a las mujeres desarrollar su pleno potencial en la sociedad. En su traslación a nuestro país, y con el fin de alcanzar una perspectiva integradora y multisectorial, cada una de las compañías implicadas analizará la brecha de género en un ámbito concreto: salud (Merck), pensiones (Mapfre), ámbito digital (Vodafone), conciliación (Repsol), ocio (Mahou San Miguel), turismo (Meliá Hoteles), consumo (L’Oréal España) y movilidad (BMW).

Además de los máximos representantes de cada una de las empresas participantes, el acto de presentación contó con el apoyo de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien destacó, mediante un mensaje grabado en vídeo, que la igualdad entre hombres y mujeres es “el núcleo central de la agenda de la democracia en el siglo XXI” y deseó un “buen trabajo” a las compañías implicadas en esta aventura”.

Belén Garijo, CEO de Merck Healthcare a nivel global, subrayó “el potencial que este programa ha demostrado desde su puesta en marcha y el orgullo de que sea España el primero en adaptarlo para poder extender esta experiencia a las circunstancias que se dan en la Unión Europea”. De hecho, tal y como expuso, «el PIB mundial se incrementaría en un 26 por ciento para 2025 si hubiera igualdad real; este incremento equivale a la suma de las economías de Estados Unidos y China”.

Al hilo de esta cuestión, la directora general y presidenta de Merck España, Marieta Jiménez, destacó que la desigualdad entre hombres y mujeres supone “un coste” para la economía española al no aprovechar “ese talento y ese potencial de las mujeres”, y ha recordado que entre todas las participantes suman medio millón de empleos.

Por su parte, la directora del Comité Ejecutivo de ClosinGap, Ana Polanco, explicó que España está en el puesto número 24 del mundo en igualdad, según el estudio Global Gender Gap Report del Foro Económico Mundial, por debajo de los países nórdicos, el Reino Unido, Alemania o Francia, pero en la media de Europa Occidental y por encima de países como Australia. A pesar de los innegables avances que se han producido en los últimos años en nuestro país, Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck, subrayó la persistencia de una serie de brechas “históricas” que han sido, precisamente, objeto de diagnóstico de este primer informe de ClosinGap.

Entre las conclusiones de su análisis destacan la brecha laboral, con una tasa de desempleo 3,3 puntos mayor en las mujeres; que las mujeres solo tengan una presencia del 22% en los Consejos de Administración de las empresas del Ibex 35; la brecha salarial, que ha cifrado en un 14%, o la diferencia en las pensiones, que puede llegar a ser un 40% menos para las mujeres en función de la edad. Además, Polanco hizo mención al desigual reparto de las excedencias por cuidado de familiares, que siguen recayendo de forma abrumadora en las mujeres, así como a la persistencia de importantes diferencias de género en el ámbito de la salud, donde las mujeres valoran un peor estado que los hombres; el turismo, el ocio y el consumo, donde destacó, entre otras cuestiones, que las mujeres disponen de una hora menos al día de tiempo libre que los hombres, o que renuncian en mayor medida a viajar por motivos familiares que ellos.

A partir de ahora, y con una periodicidad bimestral, las compañías que forman ClosinGap publicarán informes específicos sobre cada uno de los ámbitos asignados en los que no solo llevarán a cabo un diagnóstico de la situación, sino también una estimación económica del coste de oportunidad que, en términos de PIB, suponen para nuestro país. Además, el clúster anunció que se encuentra abierto para que empresas de otros sectores se unan próximamente al proyecto para aportar sus estudios sobre las brechas existentes en otros ámbitos como el empleo y los salarios, la educación, el medio rural, etc.

La clausura del acto corrió a cargo de la secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo, quien señaló que, si las empresas se convierten en “modelos de actuación” sobre igualdad de género, será “más fácil” entender para toda la sociedad que es “una carrera en la que todo el mundo sale ganando”.

 

Comparte esta entrada