[ File # csp0232604, License # 2385155 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / snip

¿Demasiado tarde para ser madre?

  • Cada vez son más las mujeres que retrasan su maternidad y deciden tener su primer hijo a partir de los 30 años.
  • Retrasar la maternidad es una elección que puede tener consecuencias, ya que nadie conoce a ciencia cierta cómo declina la fertilidad.

 

Hoy en día, muchas mujeres son conscientes de que tener hijos a partir de los 35 años aumenta la dificultad de concebir y los riesgos asociados al embarazo. A pesar de ello, cada vez son más las que retrasan su maternidad. Actualmente, la media de edad en la que las mujeres tienen su primer hijo en España es de 30,4 años, frente a los 26,8 de 1990.

¿Por qué las mujeres esperan hoy tanto para ser madres? En la mayoría de los casos, la razón reside en que en su balanza de prioridades hay elementos que tienen más peso en su época más fértil, tales como la vida profesional, el tener una casa, un trabajo estable, una pareja, etc. La crisis económica que ha vivido nuestro país en los últimos años también ha tenido mucho que ver en esta situación.

El problema es que, desde un punto de vista biológico, los mejores años para lograr el embarazo son los mismos que antiguamente (de 20 a 30 años), y coinciden con aquéllos que, como hemos comentado anteriormente, dedicamos al progreso profesional o al disfrute de la vida. Por tanto, retrasar la maternidad es una elección que puede tener consecuencias, ya que nadie conoce a ciencia cierta cómo declina la fertilidad.

La ciencia ha permitido que existan tratamientos de reproducción asistida que ayudan a las parejas que no pueden tener un bebé a conseguir el embarazo, o incluso técnicas como la vitrificación de ovocitos, que permiten retrasar la maternidad de forma más ‘segura’. Los procedimientos que hay que seguir en estos casos son muy sencillos y facilitan que las parejas puedan cumplir su sueño de ser padres.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada