Hand of an elderly holding hand of younger

Día Mundial de la Salud. Objetivo: cobertura sanitaria universal

El 7 de abril nos unimos a la celebración del Día Mundial de la Salud, que este año la Organización Mundial de la Salud ha dedicado a la cobertura sanitaria universal. Según menciona, el objetivo real de esta campaña es pedir a los líderes mundiales que se comprometan a adoptar medidas concretas para promover la salud de todas las personas.

Pero… ¿qué es exactamente la cobertura sanitaria universal (CSU)? Según la OMS, significa garantizar que todas las personas, en cualquier lugar del mundo, puedan tener acceso a servicios de salud esenciales y de calidad sin tener que pasar dificultades económicas. En este sentido, el acceso total debe destinarse, sobre todo, a servicios que tratan las principales causas de morbilidad y mortalidad, y, por ende, garantizar que la calidad de esos servicios sea lo suficientemente aceptable como para mejorar la salud de las personas que reciben la cobertura.

Este acceso a los cuidados básicos y de calidad que se enmarca en la cobertura sanitaria universal tiene también como objetivo no solo mejorar la salud de los pacientes y su esperanza de vida, sino también proteger a esos países en vías de desarrollo de posibles epidemias, reducir la pobreza y el riesgo de hambruna, crear empleo, impulsar el crecimiento económico y, por último, promover la igualdad de género en dichos lugares.

¿Por qué es importante que este objetivo se convierta en una realidad? En la actualidad, al menos la mitad de la población mundial no tiene acceso a servicios de salud esenciales y casi cien millones de personas se encuentran en situación de pobreza extrema, debido a que tienen que pagar los servicios sanitarios de su bolsillo.

Asimismo, más de 800 millones de personas, o lo que es lo mismo, el 12 por ciento de la población mundial, gastan en servicios de salud el 10 por ciento de su presupuesto para todos los gastos familiares,. Esto se conoce como ‘gastos catastróficos’, y está considerado un problema a nivel mundial. En los países más ricos de Europa, América Latina y partes de Asia, cada vez un porcentaje mayor de la población destina para gastos de salud ese 10 por ciento del presupuesto total del que dispone la familia.

Bajo estas premisas y objetivos, queremos conmemorar el Día Mundial de la Salud pidiendo compromiso a los líderes mundiales para contribuir a que la cobertura sanitaria universal sea un hecho constatable. Solo de esta forma se convertirá en una llamada a la acción para difundir que se trata de algo necesario para todos.

 

Departamento de Comunicación de Merck

 

Comparte esta entrada