dia mundial diabetes

Día Mundial de la Diabetes: Familia y Diabetes

Desde 1991, todos los 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes con la intención de aumentar la concienciación global sobre la patología, una enfermedad que afecta ya a 425 millones de adultos en todo el mundo (1 de cada 11) y de la que se espera que afecte hasta a 522 millones en 2030.

Este año la conmemoración presta una especial atención a las repercusiones que tiene esta afección en el seno familiar y al papel que este entorno puede desempeñar durante su tratamiento. El hashtag #WDD2018 servirá de aglutinador de todas las iniciativas que se realicen durante este día en todo el mundo.


La prevención comienza en casa

Sin duda, optimizar la prevención, el manejo y el control de la diabetes pasa, necesariamente, por una mayor implicación de cada individuo en particular… y de su familia. La diabetes supone un reto para el sistema sanitario, pero sobre todo provoca un gran impacto en el paciente y en su entorno familiar, una influencia que es mayor en el caso de la diabetes tipo 1, pero que también es significativa en la diabetes tipo 2.

Los datos sobre los que la Federación Internacional de Diabetes quiere poner el foco de la atención mundial este 2018 son inapelables:

  1. Una de cada dos personas con diabetes tipo 2 no está diagnosticada. Un diagnóstico temprano y tratamiento son clave para ayudar a retrasar y prevenir las complicaciones y conseguir resultados saludables.
  2. Si la diabetes tipo 1 no se detecta pronto, puede ocasionar una discapacidad seria o la muerte.
  3. Muchos casos de diabetes tipo 2 se pueden prevenir mediante la adopción de estilos de vida saludables.
  4. Cuando una familia consume comidas saludables y practica ejercicio, todos se benefician. Muchos casos de diabetes tipo 2 en la familia se podrían prevenir.
  5. Si hay diabetes en su familia, aprenda a reconocer los signos de alerta y riesgos que tener en cuenta y qué puede hacer para prevenir la diabetes y sus complicaciones.
  6. Las familias necesitan vivir en entornos que apoyen estilos de vida saludables para ayudarles a prevenir la diabetes tipo 2.
  7. El control de la diabetes requiere tratamiento diario, monitorización regular, una dieta y estilo de vida saludables y educación continua. El apoyo de la familia es importante.
  8. Todos los profesionales sanitarios deben tener el conocimiento y las habilidades requeridas para ayudar a los individuos y sus familias a controlar la diabetes.
  9. La educación y el apoyo continuo deben ser accesibles para todas las personas y sus familias para ayudar a controlar la diabetes.
  10. Las medicinas y la atención esenciales para la diabetes deben ser accesibles y asequibles para todas las familias.

 

Un año más, desde Merck apoyamos esta iniciativa global para combatir una enfermedad que solamente en 2017 se cobró más de cuatro millones de vidas en todo el mundo. La información y la prevención siguen siendo nuestras mejores armas.

 

Comparte esta entrada