Multi-Ethnic  Team, Leader, Group of People,  Success, Confidence, Businessman, Teamwork, Smile, Career, Business, Standing, Geschäftsmann, Führungskraft, Erfolg Zusammenarbeit, Multikulturelles Team, Lächeln, Karriere,Selbstvertrauen, Stehen, Geschäftsleben

Diagnóstico y tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello

¿Sabías que cada año se diagnostican 12.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello en España y que se estima que en 2017 esta cifra superará los 16.000? Debido a la ausencia de un diagnóstico precoz, el 66 por ciento de los casos de cáncer de cabeza y cuello se detectan ya cuando la enfermedad está avanzada. En este punto, cabe destacar que la mayoría de los síntomas no son específicos de la patología, ya que se asocian a los de otras enfermedades comunes, por lo que pasan desapercibidos para los pacientes.

El cáncer escamoso de cabeza y cuello afecta a personas de todas las edades, género y raza, aunque es más común en la población mayor (normalmente hombres de entre 40 y 50 años, aunque afecta también a las mujeres). Además, en los últimos años se viene acusando una prevalencia mayor en gente joven.

Las opciones actuales de tratamiento son la cirugía, la radioterapia y la terapia sistémica. A pesar de su eficacia, existe una tendencia a la recaída y, en un tanto por ciento menor, cabe la posibilidad de que se produzca metástasis.

Los avances científicos y tecnológicos han conseguido mejorar el diagnóstico, además de incrementar las probabilidades de cura y de supervivencia. También se ha logrado mejorar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, debido a lo delicado de la zona que tratar, este tipo de tumores oncológicos requieren de un control continuo y de la aplicación de medidas de prevención antes, durante y una vez que la terapia finaliza.

Por todo ello, queremos concienciar a la población acerca de esta patología para mejorar los resultados de los pacientes a través de estos diez pasos que propone el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC):

 

  1. Fomentar el conocimiento del cáncer escamoso de cabeza y cuello (CECC), sus factores de riesgo y las formas de prevención, así como el reconocimiento de síntomas para promover el diagnóstico precoz y la derivación del tratamiento a los especialistas.
  2. Asegurar que todos los pacientes tengan acceso a información científica y veraz que les ayude a comprender la enfermedad, su pronóstico, los tratamientos disponibles y sus efectos secundarios.
  3. Poner en valor al paciente para que participe en las decisiones sobre el tipo de tratamiento que quiere llevar a cabo.
  4. Los pacientes diagnosticados de cáncer escamoso de cabeza y cuello deben ser tratados por un equipo multidisciplinar liderado por un oncólogo especializado en dicha patología.
  5. Promover la difusión de las mejores prácticas en la gestión del cáncer de cabeza y cuello con una visión integral de la enfermedad y siempre centrados en el paciente.
  6. Defender el acceso a la medicina personalizada para cada paciente.
  7. Asegurar los servicios de apoyo al paciente antes, durante y una vez que se haya finalizado el tratamiento.
  8. Promover el avance en la investigación del cáncer escamoso de cabeza y cuello con el fin de mejorar el desarrollo de terapias que faciliten la adherencia y los métodos de evaluación de la calidad de vida del paciente.
  9. Constituir un registro nacional de tumores de cabeza y cuello, así como el tratamiento empleado y su impacto tanto en la calidad de vida como en la supervivencia de los pacientes.
  10. Reducir el estigma social que sufren los afectados por esta patología promoviendo la creación de asociaciones en conjunto con pacientes y familiares, con el fin de mejorar su calidad de vida.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada