la diferencia no está en el precio

La diferencia no está en el precio

  • El medicamento de marca es el que se ha investigado durante varios años en diferentes fases de ensayos clínicos y gracias a los cuales se ha demostrado que son eficaces y seguros.
  • Los medicamentos genéricos son fármacos que han demostrado su equivalencia la de marca, pero no tienen un precio menor.

 

Hace unos días, el doctor Salvador Casado recomendaba en su blog el consumo de medicamentos genéricos, basándose en que son más baratos.

Existe confusión entre los ciudadanos sobre lo que es la prescripción por principio activo de medicamentos, fármacos de marca y genéricos. Ipsos y Merck han llevado a cabo un estudio en más de 2.000 adultos españoles mayores de edad que revela que 7 de cada 10 confunden prescripción por principio activo con la receta de un medicamento genérico y el 86% cree erróneamente que son más baratos que los de marca.

Para despejar dudas, vamos a desgranar los conceptos de medicamento de marca, de genérico y de prescripción por principio activo.

El medicamento de marca es el que se ha investigado durante varios años en diferentes fases de ensayos clínicos y gracias a los cuales se ha demostrado que son eficaces y seguros. La eficacia y la seguridad son requisitos imprescindibles para que las agencias de medicamentos (tanto la europea, EMA, como la americana, FDA) los puedan aprobar y puedan salir al mercado. La inversión estimada para desarrollar y poner a la venta un nuevo fármaco es de más de 10 años y la industria farmacéutica invierte en investigación aproximadamente el 20% de sus ventas.

Cuando transcurren 10 años, la patente de estos fármacos expira y es cuando las empresas dedicadas a la fabricación de genéricos pueden sacarlos al mercado, una vez que han pasado los requisitos impuestos desde el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad y la Agencia Española del Medicamento.

Así, los genéricos son fármacos que han demostrado su equivalencia al de marca, pero no tienen un precio menor. Se reconocen porque llevan el nombre del principio activo más las siglas EFG (equivalente farmacéutico genérico).

A raíz del Real Decreto-Ley 9/2011 la prescripción es por principio activo. El médico prescribe por principio activo, lo que quiere decir que en la receta incluye éste: el componente tanto de los medicamentos de marca como de los genéricos.

Ahora, debido a una ley claramente injusta se obliga al farmacéutico a dar al paciente un medicamento genérico, a pesar de que la mayoría de los fármacos de marca están al mismo precio que los genéricos.

¿Por qué la ley favorece a empresas de genéricos que no investigan ni ahorran al sistema frente a las empresas farmacéuticas que dedican una media del 20% de sus ventas a investigar nuevos medicamentos?

 

José Antonio Peñalba
Gerente Nacional de Endocrinología Merck Serono.

Comparte esta entrada