[ File # csp6512853, License # 2703217 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / logoboom

Dormir bien podría reducir la probabilidad de aborto espontáneo

  • Según un estudio, cuando el reloj de una madre no se sincroniza con el de su útero puede hacer que la gestación no llegue a término.
  • Se trata de una información importante para los expertos en fertilidad, ya que les puede ayudar a desarrollar estrategias que optimicen la sincronización del reloj del útero y el de la madre y, así, evitar abortos espontáneos.

 

Si estás intentando tener un hijo, dormir bien por la noche ahora es más importante que nunca. Eso es al menos lo que dice una investigación que se publica en The Federation of American Societies for Experimental Biology (FASEB) Journal,  que muestra que el útero tiene su propio reloj y que necesita sincronizarse con el reloj de la madre para garantizar unas condiciones óptimas de crecimiento fetal y de desarrollo completo durante la gestación.

Según el autor del estudio, Jan Brosens, de la Unidad de Salud Reproductiva de la Universidad de Warwick, en Reino Unido, cuando el reloj de la madre no se sincroniza con el de su útero puede hacer que la gestación no llegue a término, ya que esa falta de coordinación hace que se inactiven algunos genes del reloj circadiano de las células del útero y hacen que peligre la gestación. A esta conclusión se ha llegado después de estudiar las biopsias de útero de 70 mujeres que tenían abortos espontáneos sucesivos. Además, se ha visto que esa falta de coordinación entre los dos relojes también puede producir, si continúa la gestación, que aparezcan complicaciones durante ésta, como la preeclampsia, problemas de  crecimiento fetal, bajo peso y nacimientos pretérmino.

Se trata de una información importante para los expertos en fertilidad, ya que les puede ayudar a desarrollar estrategias que optimicen la sincronización del reloj del útero y el de la madre y así, evitar abortos espontáneos.

Brosens recuerda que la infertilidad afecta a una de cada seis parejas. Los abortos espontáneos son la complicación más común en la gestación. Cerca de una de cada siete gestaciones puede acabar en aborto, sobre todo en las 12 primeras semanas del embarazo. Se estima que el 5% de las mujeres tienen dos abortos y el 1%, tres o más, por lo que  es necesario tratar de reducir esta cifra de abortos y una vía puede ser intentar sincronizar el reloj del útero y el de la madre.

 

Alba Ruiz

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada