el e-paciente y la farmacia

El e-Paciente y su impacto en la industria farmacéutica I

  • Podríamos definir la figura del e-paciente como “aquel usuario que maneja con soltura las TIC, efectúa una labor de documentación y se implica en mayor medida en la gestión de su propia salud, colaborando así con los profesionales sanitarios”.
  • Asimismo, el apoderamiento del paciente se define como “término que aparece al hablar del efecto que sobre el ciudadano puede tener el uso de aplicaciones de la denominada Web 2.0”.

 

La web 2.0 nos inunda cada día en más planos de nuestra vida: trabajo, ocio, modos de vida, e incluso nuestra salud. En este sentido, vivimos en una sociedad cada vez más formada e informada y se producen fenómenos como el e-Paciente.

 

Pero… ¿qué es el e-Paciente?

Son muchas, muchísimas, las definiciones que se le han aplicado a este nuevo usuario de la red médica 2.0. Hagamos un repaso de las diferentes variantes para intentar aproximarnos a un concepto más concreto:

  • En la web de Gestión Clínica, el Servicio de Salud para la Junta de Andalucía se define al e-Paciente como “aquel que maneja con soltura las TIC y las utiliza para informarse sobre sus problemas de salud y gestionar de una forma adecuada su enfermedad”.
  • Amalia Arce, en su blog “Diario de una mamá Pediatra” define al e-Paciente como aquel que “quiere estar más implicado en la toma de decisiones y que, en muchos casos, tiene experiencias muy valiosas que sirven a la comunidad y a otras personas que viven de nuevo situaciones para ellos conocidas”.
  • En otro blog, “Pediatría Basada en Pruebas”, aportan la idea de que “el e-Paciente se compromete en la gestión de su salud, buscando información para participar en la toma decisiones sobre su salud en una estrecha colaboración con los profesionales sanitarios”.

Tres fuentes distintas, tres definiciones diferentes y un híbrido con el que queremos elaborar nuestra propia definición de e-Paciente, allá va: “aquel usuario que maneja con soltura las TIC, efectúa una labor de documentación y se implica en mayor medida en la gestión de su propia salud, colaborando así con los profesionales sanitarios”.

 

El e-Paciente y las redes sociales

Para profundizar en este fenómeno, recomendamos el libro de Vicente Traver Salcedo y Luis Fernández-LuqueEl e-paciente y las redes sociales”, el primero escrito en castellano sobre esta materia que os dará una amplia visión sobre esta nueva generación de usuarios de la sanidad.

Y como muestra un botón, este interesante extracto en el que se trata el denominado fenómeno del “apoderamiento”: “El apoderamiento es el término que aparece al hablar del efecto que sobre el ciudadano puede tener el uso de aplicaciones de la denominada Web 2.0… El individual se refiere a la capacidad del individuo para tomar decisiones y ejercer control sobre su vida personal, mientras que el comunitario supone que los individuos actúen colaborativamente con el fin de conseguir una mayor influencia y control sobre los determinantes de la salud…”.

En próximos días daremos un paso más en esta reflexión para tratar de abordar cómo afecta la figura del e-paciente a la concepción tradicional de la industria farmacéutica, al profesional sanitario y al farmacéutico.

Mientras tanto nos gustaría saber: ¿qué os parece nuestra definición de e-paciente?, ¿qué es para vosotros  un paciente empoderado?

 

David Beas
Director Comercial de Merck Serono

Comparte esta entrada