ejercicio físico ansiedad

Efectos del ejercicio físico sobre la ansiedad

  • La práctica de ejercicio físico regular aporta una mejora del estado de ánimo de las personas que padecen ansiedad.
  • El yoga es una de las actividades físicas recomendadas para las personas que sufren ansiedad, debido a su influencia en los neurotransmisores del cerebro.

 

El ejercicio físico es conocido por crear nuevas neuronas en el hipocampo, un área del cerebro involucrada en el pensamiento y las emociones.

Diversas investigaciones muestran que la práctica de ejercicio se asocia con la reducción de los niveles de ansiedad y estrés. Por ello, algunos psicólogos prescriben la práctica de ejercicio físico para el tratamiento contra la depresión, la ansiedad y otros trastornos relativos al estado de ánimo. De hecho, está demostrado que los pacientes que realizan ejercicio físico a menudo notan cómo mejora su estado de ánimo.

Si te encuentras en este caso y estás luchando contra la ansiedad, lo más probable es que cualquier actividad física que realices te aporte beneficios. Sin embargo, una de las opciones más recomendadas es el yoga.

Según diversos estudios, el yoga aporta un efecto positivo sobre los siguientes problemas:

  • Depresión leve
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Insomnio
  • Esquizofrenia
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Algunos de estos estudios afirman, además, que el yoga puede tener unos efectos similares a los antidepresivos y a la psicoterapia, al influir en los neurotransmisores del cerebro.

Sin embargo, aunque bien es cierto que el yoga aporta innumerables beneficios para el tratamiento de los trastornos psiquiátricos comunes (además de proporcionar muchos otros beneficios para la salud, tales como el aumento de la flexibilidad y el alivio de los dolores de espalda), es importante incorporar una variedad de ejercicios que vayan más allá de esta disciplina.

De este modo, en lugar de ver la práctica de ejercicio físico sólo como una herramienta básica para perder peso, prevenir enfermedades y vivir más tiempo, es importante ver el ejercicio como un hábito de vida saludable diario que contribuye a la mejora inmediata del estado de ánimo y de la salud en general.

Esta mejora se debe a que, además de la creación de nuevas neuronas, en el proceso se incluyen aquéllas que liberan el neurotransmisor GABA. Según Jonathan García, psicólogo y director de Comunicación de Psicología y Mente, “el GABA es un neurotransmisor inhibitorio ampliamente distribuido en las neuronas del córtex y contribuye al control motor y la visión y regula la ansiedad, entre otras funciones corticales”.

Pero esto no es todo, ya que el ejercicio también aumenta los niveles de sustancias químicas cerebrales tales como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que pueden ayudar a amortiguar algunos de los efectos del estrés.

Gracias a la realización de una actividad física regular conseguirás mejorar tu estado de ánimo, tanto a corto como a largo plazo.

Así que, ya sabes, incluye un poco de ejercicio regular en tu día a día y ya verás cómo mejora tu estado de ánimo, consigues disminuir la ansiedad y alcanzas la tranquilidad mental plena en un futuro.

Y, es que, ya lo decían las Sátiras de Juvenal: “mens sana in corpore sano”.

 

 Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada