prevención cáncer

El ejercicio físico en una pastilla

  • Una de las características de realizar ejercicio aeróbico regular es que en los músculos aumenta el número de mitocondrias, que son las estructuras celulares que ayudan a generar energía mientras se consume oxígeno.
  • El ejercicio tiene muchos beneficios para la salud y ningún fármaco puede, por el momento, recrearlos todos.

 

El ejercicio físico tiene innumerables beneficios para la salud. Por eso, desde hace tiempo se intenta conseguir una pastilla que los recree. No es una tarea fácil, tal y como lo demuestran dos estudios que se publican en Nature Medicine y en PLoS Biology.

Una de las características de ejercicio aeróbico regular es que en los músculos aumenta el número de mitocondrias, que son las estructuras celulares que ayudan a generar energía mientras se consume oxígeno.

Teniendo en cuenta esta idea, un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Scripps en Jupiter, Florida, ha desarrollado un compuesto, que cuando se inyecta en ratones obesos, produce un aumento de la proteína REV-ERB, que es la que controla parcialmente los ritmos circadianos o relojes biológicos de los animales. Cuando analizaron qué ocurría, se dieron cuenta que los ratones perdieron peso, incluso cuando tomaban una dieta alta en grasa. También usaron más oxígeno y gastaron más energía.

Otra cosa que observaron los investigadores es que al inyectar REV-ERV los ratones corrían distancias más largas y durante más tiempo. Ahora, les queda por conocer y descubrir los efectos no deseados que pueden producir cantidades excesivas de REV-ERV en el organismo.

Una situación parecida se ha dado con el resveratrol, un potente antioxidante que han investigado en el estudio del PLoS Biology. Para aumentar la producción de mitocondrias se necesita utilizar niveles extremadamente altos de esta sustancia, lo que la hace tóxica. Por eso, el resveratrol no se puede considerar un buen candidato para la pastilla que reproduzca los efectos del ejercicio físico de forma regular.

El ejercicio tiene muchos beneficios para la salud y ningún fármaco puede, por el momento, recrearlos todos. Por eso, dar un buen paseo o nadar probablemente nunca serán totalmente reducibles a una pastilla. Así el sueño de tomarse una pastilla para conseguir los efectos beneficiosos de hacer deporte no es aún una realidad.

Ahora que volvemos de vacaciones es una buena época para intentar incluir el ejercicio en nuestra rutina semanal; la pastilla puede esperar.

 

Arantxa Pérez

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada