resistencia cardiorrespiratoria

Ejercicio y nutrición, necesarios también en pacientes con cáncer avanzado

  • Los programas de rehabilitación que incluyen dieta y ejercicio deben integrarse de forma habitual en los tratamientos de pacientes con cáncer
  • De esta forma, se puede conseguir que la enfermedad y el tratamiento que tienen que seguir no mermen su calidad de vida.

 

Los pacientes con cáncer avanzado se pueden beneficiar de programas que combinan ejercicio, consejos nutricionales y control de los síntomas. Por eso, los expertos recomiendan incluir estos elementos en las pautas de cuidados paliativos e iniciar programas específicos tan pronto como se tenga el diagnóstico del tumor.

Según explica Martin Chasen, de la División de Cuidados Paliativos del Hospital Elisabeth-Bruyère, en Ottawa, Ontario, en un estudio que se publica en Canadian Medical Association Journal, los programas de rehabilitación que incluyen dieta y ejercicio no se ofertan de forma habitual a los pacientes con cáncer avanzado y deberían integrarse en este grupo de pacientes de una forma similar que en los recién diagnosticados. El especialista comenta en dicho estudio que tenemos que tener en cuenta que la rehabilitación en los pacientes con cáncer es un proceso que tiene como objetivo asistir a la persona a la que se le ha diagnosticado una enfermedad  neoplásica para poder mejorar y optimizar su forma física, social, psicológica y funcional. De esta forma, podremos conseguir que la enfermedad que le acaban de diagnosticar y el tratamiento que tiene que seguir no supongan un límite para su vida cotidiana.

Chasen tiene una amplia experiencia en programas de rehabilitación para pacientes con cáncer y los coordina dentro de su centro en colaboración con otros hospitales de Canadá. Teniendo en cuenta los años que lleva trabajando en este campo, asegura que no se debe limitar el horizonte de estos pacientes, ya que si se llega a dar esta situación de merma de su calidad de vida y de dejar de hacer actividades cotidianas es porque no se ha tratado como es debido su estado psicológico y nutricional, su actividad física y su estado funcional en general. No obstante, no hay que olvidar que todos estos aspectos se ven influidos por el tratamiento que deben seguir los pacientes, por su respuesta al mismo o por los efectos adversos que pueden aparecer.

Así, el especialista canadiense aboga por introducir en los centros oncológicos los servicios de rehabilitación como parte integral de la atención a los pacientes con tumores en fase avanzada, ya que se dispone de suficiente evidencia científica sobre su impacto en la mejora de la calidad de vida.

 

Clara Castaño

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada