síndrome de Opitz C

Cómo el estrés favorece el aumento de peso

  • El estrés lleva a la larga a la ganancia de peso, según este estudio liderado por el profesor de Psiquiatría Jan Kiecolt-Glaser.
  • Por estudios previos se sabía que el estrés lleva a “consolarse” con comida rápida y grasa y que el estrés puede provocar obesidad.

 

Un nuevo estudio en mujeres ha permitido ver que el estrés puede contribuir a relentecer el metabolismo y, por tanto, contribuir a la ganancia de peso. Así, tener un episodio estresante un día y tomar una comida rica en grasas, se traducía en una peor metabolización de estos alimentos y, a la larga, en un aumento ponderal de hasta cinco kilogramos al año. Los resultados de esta investigación realizada en la Universidad The Ohio State se han publicado Biological Psychiatry.

Los investigadores preguntaban a las participantes (58 mujeres de una media de edad de 53 años) sobre momentos estresantes del día anterior antes de darles una comida de 930 calorías y 60 gramos de grasa –se sabe que el estrés lleva a comer más grasas-. Después midieron cuánto tardaban en quemarlas y sus niveles de azúcar, triglicéridos, insulina y de la hormona del estrés, el cortisol.

Como media, las mujeres que reconocían haber tenido al menos un momento estresante el día previo quemaban 104 calorías menos que las no estresadas en las siete horas posteriores a la comida. Además, las mujeres estresadas también tenían mayor nivel de insulina, que contribuye al almacenaje de grasa y menos oxidación grasa (un proceso que convierte la grasa en energía y que, por tanto, la quema, no la almacena).

En definitiva, el estrés lleva a la larga a la ganancia de peso, concluye este estudio que ha liderado el profesor de Psiquiatría Jan Kiecolt-Glaser.

Por estudios previos se sabía que el estrés lleva a “consolarse” con comida rápida y grasa y que el estrés puede provocar obesidad. Este estudio parece ilustrar al menos uno de los mecanismos que hay detrás de esta conexión. Ahora solo falta saber cómo sobrellevar el estrés o al menos, cómo no decantarnos por comida poco sana cuando estamos estresados. ¿Qué comes cuando estás estresado?

 

Alba Ruiz

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada