[ File # csp10602454, License # 2703272 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / arualesteban

Estudiar el ARN del esperma, un buen marcador predictivo en reproducción asistida

  • Secuenciar el ARN del esperma proporciona una medida objetiva de la contribución paterna y ayuda a guiar a las parejas a la hora de valorar el método más eficaz para poder superar su infertilidad.
  • Cerca del 13 por ciento de las parejas tienen problemas de fertilidad.

 

Existen unos elementos del ácido ribonucleico (ARN) del esperma que son claves para que un hombre pueda concebir, según los resultados de un estudio que se publica en Science Traslational Medicine. Por eso, conocer esta información es clave para ver las posibilidades que tiene una pareja de concebir de forma natural.Teniendo en cuenta estos resultados, secuenciar el ARN del esperma proporciona una medida objetiva de la contribución paterna y ayuda a guiar a las parejas a la hora de valorar el método más eficaz para poder superar su infertilidad.

Cerca del 13 por ciento de las parejas tiene algún problema de fertilidad, tal y como comenta Stephen Krawetz, responsable de la Unidad de Investigación del Estado de Wayne, en Detroit, y autor del estudio. Para las mujeres hay un sinfín de pruebas que analizan los problemas de fertilidad. Sin embargo, para los hombres las pruebas se limitan a estudiar el movimiento, el volumen y la concentración del esperma. Ahora, con el análisis genético, se pueden conocer los elementos del ARN y saber si el esperma es adecuado para poder lograr un embarazo.

Después de estudiar a 96 parejas aparentemente sanas pero con problemas para tener hijos, los investigadores llevaron a cabo el estudio del ARN del esperma y plantearon a las parejas tratamientos de fertilidad. Los hombres más infértiles, los que carecían de más elementos de ARN en el esperma, tenían serios problemas de concebir de forma natural y la tasa de embarazo se reducía del 73 al 25 por ciento. Cuantos más elementos faltaban, más problemas tenían para conseguir un embarazo de forma natural, asunto que se solventó cuando pasaron a tratarse con técnicas de reproducción asistida.

Desde hace unos años se está trabajando en obtener pruebas diagnósticas que analicen la calidad del esperma y que se centren en los problemas de fertilidad masculina. La técnica de secuenciación del ARN debe formar parte de los exámenes rutinarios a parejas con problemas de fertilidad. “Cada vez nos acercamos más a la medicina personalizada y de precisión”, apunta Krawetz.

El siguiente paso que tienen previsto llevar a cabo estos investigadores es proponer un estudio prospectivo doble ciego para poder definir un conjunto de marcadores que sean predictivos y que se puedan emplear en la reproducción asistida.

 

Alba Ruiz
Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada