[ File # csp3072619, License # 2703276 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / ikophotos

Perder peso y hacer ejercicio mejoran la fertilidad de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico

  • Normalmente, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico toman anticonceptivos orales para regular el ciclo menstrual y reducir los niveles de andrógenos.
  • Se comprobó que las mujeres que cambiaron su estilo de vida y que tomaron anticonceptivos orales para regular sus ciclos ovulaban más que las mujeres que sólo tomaban anticonceptivos.

 

La pérdida de peso y el ejercicio frecuente mejoran la ovulación en las mujeres que sufren síndrome de ovario poliquístico, una de las causas más comunes de la infertilidad femenina. El equipo de Richard S. Legro, profesor de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad del Estado de Pensylvania, en Estados Unidos, ha llevado a cabo un estudio que muestra que los cambios en el estilo de vida pueden ser beneficiosos en las mujeres con ovario poliquístico a la hora de conseguir un embarazo a término. Además, estos cambios son positivos por sí mismos o en combinación con otras opciones terapéuticas, según explica el autor del estudio, cuyos resultados se publican en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

El síndrome de ovario poliquístico aparece cuando el cuerpo de la mujer produce cantidades un poco más altas de lo normal de testosterona y otras hormonas masculinas. Esta alteración hormonal hace que se produzcan menstruaciones anormales o amenorrea, ganancia de peso, acné, exceso de vello en la cara y en el cuerpo y debilitamiento del pelo.

Normalmente, las mujeres con síndrome de ovario poliquístico toman anticonceptivos orales para regular el ciclo menstrual y reducir los niveles de andrógenos. Para comprobar si las intervenciones en el estilo de vida mejoran la posibilidad de que una mujer con ovario poliquístico pueda tener un embarazo a término, los investigadores analizaron las diferencias en la gestación en 149 mujeres con este trastorno que tomaron anticonceptivos orales, modificaron su estilo de vida o combinaron ambas opciones.

Así, se comprobó que las mujeres que cambiaron su estilo de vida y que tomaron anticonceptivos orales para regular sus ciclos ovulaban más que las mujeres que sólo tomaban anticonceptivos. Además, se observó un dato no esperado: que las mujeres que combinaban anticoncepción oral con cambios en el estilo de vida presentaban una mejor sensibilidad a la insulina y niveles más bajos de triglicéridos, lo que sugiere que además de mejorar la salud reproductiva, también mejora la salud metabólica. Una vez más, se demuestran los beneficios saludables de la pérdida de peso y del ejercicio físico que se practica con regularidad.

 

Departamento de Comunicación de Merck

 

Comparte esta entrada