Studio Shot of a Large Mixed Age, Multiethnic Group of Smiling Men and Women

Hacia una respuesta a las necesidades no cubiertas de los pacientes con esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) se caracteriza por ser una enfermedad autoinmune, degenerativa, crónica, progresiva y grave del Sistema Nervioso Central que aparece, en la mayoría de los casos, a edades tempranas (la media de edad del diagnóstico en España es de 34,9 años y es tres veces más habitual en mujeres que en hombres). Actualmente, la EM está considerada la causa no traumática más frecuente de discapacidad.

Debido a este factor, a la complejidad del tratamiento y a su naturaleza progresivamente impactante, la EM tiene un impacto significativo para el paciente, cuidadores y sociedad en conjunto. Además, conlleva una carga económica significativa y una elevada tasa de desempleo entre las personas que la padecen.

Debido a un aumento de la prevalencia de la enfermedad, el número de investigaciones acerca de la esclerosis múltiple ha sufrido un incremento considerable, lo que permite que los investigadores desarrollen su labor con el fin de dar con el tratamiento adecuado para cada paciente.

Aunque actualmente no existe cura para esta enfermedad, sí es posible tratar los síntomas con fármacos y otros tratamientos. El objetivo principal es facilitar y mejorar la vida del paciente, un objetivo que tendrá su reflejo en la normalización de su día a día a través de aspectos como una menor necesidad de monitorización.

Para conseguirlo, se precisan alternativas terapéuticas eficaces y seguras que favorezcan una correcta adherencia al tratamiento, reduciendo el impacto de éste en la vida de los pacientes, y que carezcan de los riesgos asociados a la inmunosupresión prolongada. Dos ingredientes que nos acercarán un paso más a dar respuesta a las necesidades no cubiertas de las personas con EM y su entorno.

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada