[ File # csp9764878, License # 2385108 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / andreykuzmin

Cuando la hormona del crecimiento es insuficiente

  • El “Manual sobre el Tratamiento con Hormona GH en patologías del crecimiento” es una guía para padres con información útil sobre el déficit de la hormona del crecimiento y su origen.
  • Una vez que se recibe el diagnóstico, la adherencia al tratamiento cobra importancia como factor clave para mejorar la composición corporal, el desempeño y la calidad de vida actual y futura de los pacientes con déficit de la hormona del crecimiento.

 

La talla de los niños suele ser motivo de preocupación para los padres, especialmente cuando los pequeños no se encuentran dentro de los estándares establecidos para su edad.  Factores como la alimentación, enfermedades físicas e, incluso, alteraciones sociales marcan el desarrollo del crecimiento; sin embargo, uno de cada 10.000 niños puede presentar un déficit de la hormona GH, una condición que suscita muchas dudas entre los familiares de quienes la padecen.

Para dar respuesta a todas las inquietudes de este colectivo, hemos querido apoyar a la Asociación Nacional para Problemas de Crecimiento (CRECER) en el desarrollo del “Manual sobre el Tratamiento con Hormona GH en patologías del crecimiento”, una guía para padres con información útil sobre la enfermedad y su origen, las implicaciones tanto en el crecimiento del niño como en su salud en la etapa adulta, los tratamientos disponibles y la importancia del seguimiento de las indicaciones médicas.

La guía contiene siete capítulos que dan cuenta de cómo el déficit  de esta hormona no es un problema estético, limitado exclusivamente a la altura de los niños, sino un asunto de salud: pocos saben que este trastorno hormonal ocasiona cansancio o dificultad para correr o jugar, e incide negativamente en el metabolismo de las grasas, la composición corporal e, incluso, en el riesgo posterior de desarrollar enfermedades cardiovasculares. A todo esto se suma el impacto psicológico, pues la baja estatura suele generar en los chicos sentimientos de inferioridad que merman su autoestima.

La detección oportuna de este trastorno puede marcar la diferencia en el curso de la condición, por ello es fundamental consultar con un pediatra si se tienen dudas al respecto. Sin embargo, el camino no termina allí, pues una vez que se recibe el diagnóstico, la adherencia al tratamiento cobra importancia como factor clave para mejorar la composición corporal, el desempeño y la calidad de vida actual y futura de los pacientes que presentan un déficit de la hormona de crecimiento.

Desde Merck invitamos a todos aquellos que ya dispongáis del diagnóstico a solicitar en CRECER una  copia de este manual, pues estamos seguros de que os resultará muy útil en el seguimiento de esta condición. También os animamos a compartir esta información con todos aquellos que puedan estar interesados, de esta manera contribuiréis a que cada vez sean menos las dudas sobre este trastorno, su evolución y el seguimiento posterior necesario para asegurar la eficiencia de los tratamientos.

 

Noelia Cárdenes
Product Manager Fertilidad & Endocrilologia

Comparte esta entrada