A woman works in a laboratory behind an apparatus made of stainless steel. In latter are fixed several flexible bags filled with liquid and connected with tubes. COMMENT: CAPTIONS ARE MISSING AS WELL AS THE CORRECT YEAR OF EXPOSURE, PIC MIGHT BE WRONGLY CATEGORISED

La tecnología impulsa tratamientos de fertilidad cada vez más personalizados

En 2018 se celebran 40 años desde que nació el primer bebé por Fecundación in Vitro (FIV), una técnica de reproducción asistida (RA) que ha permitido a millones de familias alrededor del mundo tener hijos. Aunque la FIV es quizás la más conocida, la lista de tratamientos para resolver los problemas de fertilidad es cada vez más amplia y eficaz. En los últimos años, esta área, que destaca por su fuerte apuesta por la innovación, ha experimentado una creciente personalización de los tratamientos, que ha aumentado el porcentaje de éxitos, reduciendo también los tiempos de espera.

Esta personalización de los tratamientos, que ha acercado a miles de personas a la reproducción asistida, no habría sido posible sin el apoyo de las nuevas tecnologías y de los últimos avances en investigación. En los últimos años, la evolución en fertilidad ha estado marcada por la aplicación de técnicas de vanguardia, como la embriología de precisión, o la irrupción de nuevas disciplinas, como la biomimética. Así, los últimos avances han llevado a que más de 100.000 españoles confíen en tratamientos de reproducción asistida cada año.

Sin embargo, el aumento continuado de los casos de infertilidad en los países occidentales, debido en gran parte al retraso en la edad de maternidad, obliga a no bajar la guardia y a seguir impulsando la personalización del tratamiento de la mano de la tecnología. Por ejemplo, los expertos han señalado el enorme potencial del big data a la hora de conseguir resultados satisfactorios. Al combinar datos clave sobre reserva ovárica, calidad de los ovocitos, salud del esperma, o, incluso, detalles específicos de partes del embrión, los especialistas son capaces de ajustar los tratamientos a las características del paciente con más precisión, lo que aumenta exponencialmente la probabilidad de éxito. Otros abogan por el estudio de fenómenos externos que pueden afectar al desarrollo del embrión, como la humedad o la oxidación.

Asimismo, se está estudiando cómo evitar que se produzcan síndromes de hiperestimulación ovárica en las pacientes que han recurrido a las técnicas de RA. Esta complicación, que puede comprometer el éxito del tratamiento, podría prevenirse analizando marcadores del paciente y, posteriormente, aplicando métodos como el ‘freeze all’ (congelación de los embriones obtenidos en un ciclo de FIV para transferirlos posteriormente en un ciclo natural), según destacados expertos.

Estos avances en reproducción asistida fueron los protagonistas de la ceremonia de entrega de los Grant for Fertility Innovation (GFI), que Merck organizó la semana pasada en el marco del Congreso Anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE, por sus siglas en inglés).

Merck aportará 300.000 euros para dos innovadores proyectos, que destacan por su gran potencial científico: ‘Aislamiento y caracterización de microARNs del fluido del blastocele a partir de blastocistos únicos. Análisis comparativo múltiple para identificar marcadores moleculares de calidad embrionaria en técnicas de reproducción asistida humana’, de la doctora Cinzia Di Pietro, profesora asociada de Biología Celular y Genética Molecular en la Universidad de Catania (Italia), y ‘Péptidos antimicrobianos en la comunicación cruzada sistema inmune-microbiota en el endometrio: biomarcadores predictivos de la receptividad endometrial óptima’, de la doctora Luoise Glover, coordinadora de Investigación y Desarrollo en la Clínica de Fertilidad Merrion, en Dublín (Irlanda), y profesora adjunta en la Facultad de Bioquímica e Inmunología del Trinity College de Dublín.

 

Departamento de Comunicación de Merck

 

 

 

Comparte esta entrada