los alimentos pueden influir en la calidad del sueño

El matrimonio mejora el pronóstico del cáncer

  • Los autores del trabajo dicen que sentirse acompañado en el momento del diagnóstico y tener un apoyo durante el tratamiento son elementos claves para la recuperación.
  • El próximo día 4 todos los esfuerzos se van a centrar en cuatro aspectos básicos: evitar el tabaco y el alcohol, protegerse del sol, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

 

Los pacientes que tienen cáncer y que están casados viven más, afrontan mejor la enfermedad y siguen mejor los tratamientos…incluso se habla de que pueden tener una mayor supervivencia, ¿por qué será?

Pues porque los lazos afectivos y tener un buen entorno familiar en el que uno se siente querido es más importante de lo que se pensaba para afrontar la enfermedad. Eso es al menos lo que dice un estudio que se publica en revista The Journal of Clinical Oncology y que demuestra que los pacientes no casados son más propensos a desarrollar metástasis, a infratratarse y a tener una mayor mortalidad.

A esta conclusión han llegado después de revisar un gran número de pacientes, nada más y nada menos que 735.000 personas con cáncer de pulmón, colorrectal, páncreas, próstata, linfoma no Hodgkin, cabeza y cuello, esófago y ovario.

Los autores del trabajo dicen que sentirse acompañado en el momento del diagnóstico y tener un apoyo durante el tratamiento son elementos claves para la recuperación. Hay un dato curioso en este trabajo: los hombres con cáncer se beneficiaban más del apoyo que ofrece el matrimonio que las mujeres.

Pero ayuda necesitamos todos y esto es uno de los objetivos que pretenden la celebración de los días mundiales contra el cáncer. Ya estamos a punto de celebrarlo, en un par de semanas, el día 4 de febrero. Este año se centra en la prevención con una pregunta: ¿Sabías que más de diez tipos diferentes de cáncer se pueden evitar adoptando hábitos de vida saludable?

El próximo día 4 todos los esfuerzos se van a centrar en informar sobre los factores de riesgo del cáncer y sobre el fomento de un estilo de vida saludable, centrado en cuatro aspectos básicos: evitar el tabaco y el alcohol, protegerse del sol, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

Podemos poner en práctica estas recomendaciones saludables en familia, puesto que ya se ha visto que el apoyo afectivo es primordial en muchos aspectos

¿Lo será también en la prevención?

 

Clara Castaño

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada