la melatonina puede explicar porqué en invierno mejora la esclerosis múltiple

La melatonina puede explicar por qué en invierno mejora la esclerosis múltiple

  • La melatonina afecta tanto a las células T patógenas como a las células T reguladoras, ambas implicadas en la progresión de la esclerosis múltipe.
  • Ahora el equipo de investigadores se quiere centrar en estudiar los mecanismos de la melatonina que están implicados en la mejora de los síntomas de los pacientes con esclerosis múltiple.

 

Tanto para los pacientes como para los médicos es todo un misterio: ¿por qué los síntomas de la esclerosis múltiple (EM) parecen mejorar en invierno y empeorar en verano? La respuesta podría hallarse en un estudio que se publica en Cell y que dice que la melatonina puede influir en los ciclos de la enfermedad. No obstante, el Dr. Francisco Quintana, del Centro Ann Romney de Enfermedades Neurológicas del Brigham and Women’s Hospital, en Boston, autor del trabajo, dice que por el momento hay que ser cautos, muy cautos, y que los pacientes con esclerosis múltiple no deben tomar suplementos de melatonina para mejorar sus síntomas.

Junto al grupo del Dr. Raúl Carrea, del Centro de Investigación de Enfermedades Neuroinmunológicas de Argentina, el equipo de Quintana ha estudiado a 139 pacientes con esclerosis múltiple remitente recidivante. Ambos grupos observaron que durante los meses más fríos (otoño e invierno) los enfermos mejoraban, tal y como habían constatado en modelos de investigación previos. Después de valorar la presencia de varios factores ambientales, decidieron centrarse en la melatonina y estudiaron el efecto de dicha hormona en ratones y en células humanas implicadas en la esclerosis múltiple.

Tras varios meses analizando el papel de la melatonina, los investigadores descubrieron que ésta afecta tanto a las células T patógenas como a las células T reguladoras, y que los dos tipos celulares están implicados en la progresión de la esclerosis múltiple. “Hemos encontrado un efecto protector en la melatonina, que ayuda a amortiguar el papel del sistema inmunitario y mantiene a raya a las células patógenas”, apunta el Dr. Quintana.

Ahora el equipo de investigadores se quiere centrar en estudiar los mecanismos de la melatonina que están implicados en la mejora de los síntomas de los pacientes con EM. De esta forma, podrán diseñar fármacos dirigidos específicamente a esas dianas. Una vez conseguidos, se podrán iniciar los ensayos clínicos que validen su eficacia. Mientras tanto, habrá que esperar, pero con la vista puesta en esta nueva vía de investigación.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada