1

Las plantas en el lugar de trabajo aumentan la productividad

  • Se ha visto que añadir plantas al mobiliario de oficina se traduce en una mayor productividad de los empleados y en una mejor percepción de su calidad de vida.
  • Parece ser que las plantas reducen el estrés fisiológico, aumentan el periodo de atención a una determinada tarea y mejoran el bienestar de los trabajadores.

 

Las oficinas con plantas son mucho más productivas y los trabajadores son más felices. De hecho, las flores o macetas en la oficina pueden aumentar la productividad un 15 por ciento. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo en la Universidad de Cardiff y coordinado Marlon Nieuwenhuis. Después de examinar como percibían los trabajadores la calidad del aire y de la oficina cuando éstas tenían plantas y cuando no, los autores de la investigación han visto que poder disfrutar de una planta mientras se trabaja mejora el rendimiento laboral.

Tras monitorizar la productividad durante dos meses en varias oficinas comerciales de Reino Unido y de Holanda que habían sido seleccionadas para el trabajo, se ha visto que invertir en el lugar de trabajo para que sea agradable, que se puede hacer añadiendo plantas al mobiliario tradicional, se traduce en una mayor productividad de los empleados y en una mejor percepción de su calidad de vida.

Para defender esta hipótesis, el grupo de Nieuwenhuis se fijó en estudios previos que apuntaban en esa dirección. Tras analizar la decoración de las oficinas y cómo la percibían los empleados, se constató que las plantas dan al lugar de trabajo una sensación de bienestar y esto hace que se trabaje más y mejor. Disponer de oficinas “verdes” hace que la gente que trabaja allí se sienta más implicada con sus funciones, tanto desde el punto de vista cognitivo como emocional.

Parece ser que las plantas reducen el estrés fisiológico, aumentan el periodo de atención a una determinada tarea y mejoran el bienestar de los trabajadores. Estos beneficios se han demostrado a largo plazo, en situaciones reales de la vida diaria y con trabajadores que llevan a cabo su labor en condiciones a menudo estresantes.

Teniendo en cuenta estos datos, Nieuwenhuis dice que es bien sencillo mejorar el estado de ánimo y la productividad de los trabajadores. Establecer un ambiente agradable no conlleva una gran inversión económica y sí que se obtienen unos beneficios en productividad demostrable que llegan hasta el 15 por ciento. ¡Pon una planta en tu puesto de trabajo!

 

Alba Ruiz

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada