[ File # csp3553899, License # 2703263 ]
Licensed through http://www.canstockphoto.com in accordance with the End User License Agreement (http://www.canstockphoto.com/legal.php)
(c) Can Stock Photo Inc. / Anke

La preeclampsia: un problema producido por el feto, no por la placenta

  • La preeclampsia surge cuando la madre no puede proporcionar el oxígeno necesario al feto.
  • El estudio sostiene que es el feto en desarrollo el que puede desencadenar la hipertensión en la madre.

 

Un estudio que se publicará el mes que viene en Anaesthesia afirma que la preeclampsia puede estar producida por el feto y no por la madre. Cuando el niño no encuentra el oxígeno necesario para seguir creciendo desencadena una serie de cambios en la madre que se traducen en hipertensión. Los autores del trabajo, Alicia Dennis, directora del Grupo de Investigación de Anestesia del Hospital de las Mujeres Reales en Melbourne (Australia), y Julián Castro, cardiólogo del mismo hospital, creen que las embarazadas deberían conocer mejor la preeclampsia para que alerten a sus médicos con los primeros signos.

Dennis y Castro explican que en el embarazo las mujeres  son capaces de mantener un suministro de oxígeno equilibrado para satisfacer las demandas metabólicas del feto. Cuando aparecen problemas y la madre no puede proporcionar el oxígeno necesario es cuando surge esta enfermedad.

Su teoría no se sitúa en la línea que dice que la preeclampsia se debe a un problema en la placeta o la que apunta a que es la propia placenta la que produce una sustancia que desencadena una subida de la presión arterial en la madre. Ellos sostienen que es el feto en desarrollo el que puede desencadenar la hipertensión en la madre; es decir, cuando necesita para seguir creciendo una mayor cantidad de oxígeno de la que le está aportando su madre se producen una serie de cambios que se traducen en una subida de las cifras de presión arterial en la madre, provocada, parece ser, porque intenta dar a su hijo lo que necesita, aún a costa de su salud.

Los autores de esta revisión, en la que se ha incluido un gran número de trabajos internacionales sobre preeclampsia, recuerdan que más de 13 millones de mujeres sufren un aumento de la presión arterial serio durante el embarazo, cifra que no ha variado en los últimos 50 años.

Una de cada cuatro mujeres con hipertensión en el embarazo desarrollarán preeclampsia y es más común en las mujeres que tienen mellizos o trillizos, en las que son obesas o diabéticas. No existe un marcador que ayude a identificar este trastorno antes de que aparezca, pero es necesario detectarlo precozmente para poder establecer las pautas necesarias para controlarlo. Se sabe que puede plantear problemas importantes tanto para la madre como para el niño y que en las madres se traduce en trastornos cardiovasculares importantes, necesitando en ocasiones tratamiento cardiovascular. Aún no hay consenso al respecto, pero análisis como este pueden ayudar a reducir las complicaciones producidas por la preeclampsia.

 

Alba Ruiz

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada