la solidaridad es el mejor regalo para el amigo invisible estas Navidades

Un decálogo que puede salvar vidas

  • El Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cáncer de Cabeza y Cuello ha elaborado un decálogo para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de este tipo de tumores.
  • La desinformación que existe en la población general sobre el cáncer de cabeza y cuello es una de las principales barreras para combatir su lucha.

 

En la última década hemos visto como el cáncer de cabeza y cuello ha ganado terreno en España. En este momento superamos la media europea en incidencia de este tipo de tumores, con 50 nuevos casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes al año. A simple vista, esta cifra puede parecer baja si se compara con otros tipos de cáncer, pero la gravedad está en que 2 de cada 3 casos se detectan en estadios avanzados de la enfermedad.

Ante esta realidad, ¿hay algo que podamos hacer? La respuesta es sí, y mucho.  Las claves para ganarle la batalla al cáncer de cabeza y cuello pasan por tres pilares: prevención, diagnóstico y tratamiento, aspectos que han sido recogidos por el Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (TTCC) en este decálogo que hemos querido compartir con vosotros:

 

Prevención

  1. No fumar o intentar dejar el hábito lo más pronto posible.
  2. Limitar el consumo de bebidas alcohólicas a un máximo de dos consumiciones diarias, en el caso de los hombres, o una, en las mujeres.
  3. Aplicar la fórmula Cinco al día: ingerir más frutas, verduras y hortalizas que pueden ayudar a mantener el cáncer a raya.

 

Diagnóstico

  1. Prestar atención a los síntomas. Cualquier bulto nuevo en el cuello o en la boca debe ser motivo de consulta al médico, al igual que sufrir de ronquera o tos persistente, tener una herida en el labio, la lengua o la cavidad oral que no cicatriza o perder mucho peso sin razón aparente.

 

Y en el caso de que se reciba el diagnóstico, ¿cómo se debe actuar? En la fase de tratamiento, los pacientes también deben implicarse:

  1. Seguir el tratamiento indicado por el médico. En la actualidad el enfoque multidisciplinar en el abordaje de los tumores de cabeza y cuello es fundamental. Cirugía, radioterapia, quimioterapia y nuevos fármacos ofrecen máximas posibilidades de curación, pero es imprescindible que la combinación y secuencia sugeridas por los especialistas sean cumplidas con precisión.
  2.  Buscar información sobre la enfermedad y las terapias que se aplicarán. Es imprescindible saber qué hacer para minimizar los efectos secundarios de los tratamientos.
  3. Conocer los cuidados especiales y las normas de higiene a seguir. Por ejemplo, en el caso de pacientes con traqueotomía, la humidificación e higiene son clave.
  4. Cuidar la salud bucal. Pocos lo saben, pero es preciso realizar una revisión odontológica al menos dos semanas antes de iniciar los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, para prevenir complicaciones con piezas dentarias que se encuentren en malas condiciones.
  5.  No descuidar la alimentación. Los pacientes deben evitar la desnutrición y procurar consumir alimentos que ayuden a prevenir los efectos secundarios de las diferentes terapias.
  6. Acudir a los seguimientos periódicos y avisar a los médicos de cualquier recaída.

 

La desinformación que existe en la población general es, hasta ahora, una de las principales barreras en la lucha contra el cáncer de cabeza y cuello, por eso desde Merck continuamos con la labor divulgativa para que cada vez se conozca más de la enfermedad y sus síntomas. Confiamos en que estas pequeñas acciones favorecerán el diagnóstico temprano y aumentarán la sobrevida de los pacientes. ¿Te animas a ayudarnos en esta tarea?

 

Désiré Gálvez
Product Manager Oncología

Comparte esta entrada