Inmuno-Oncología

Una gota de sangre bastará para personalizar la terapia en cáncer colorrectal metastásico

  • El análisis de sangre de biomarcadores se convierte en una manera más rápida y sencilla de determinar el estado de la mutación de tumores, ya que requiere una pequeña muestra de sangre y se evita la biopsia.
  • En el caso de RAS, hablamos de un grupo de genes que incluye KRAS y NRAS, y cuya determinación puede ayudar en la selección de la terapia más apropiada para cada paciente con cáncer colorrectal metastásico.

 

La Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), celebrada esta semana en Chicago, nos ha dejado muy buenas noticias sobre los avances en la lucha contra distintos tipos de tumores. Entre ellas, destaca el acuerdo firmado por nuestra compañía, Merck, y la empresa alemana Sysmex Inostics GmbH para desarrollar y comercializar un análisis de sangre de biomarcadores RAS para pacientes con cáncer colorrectal metastásico (CCRm).

Hasta ahora, los tests de biomarcadores se han llevado a cabo con tejido tomado directamente del propio tumor mediante biopsia. Sin embargo, avances tecnológicos recientes adoptados por Sysmex que se basan en la utilización de muestras de sangre permiten que cantidades muy pequeñas de ADN tumoral circulante se puedan aislar y analizar.

De esta manera, el análisis de sangre de biomarcadores se convierte en una manera más rápida y sencilla de determinar el estado de la mutación de tumores, ya que requiere una pequeña muestra de sangre y se evita la biopsia, técnica que no siempre es fácil de realizar, pues muchos pacientes no pueden someterse a un procedimiento quirúrgico de este tipo. Además, ofrece los resultados del estado de la mutación en apenas unos días, acortando así los tiempos de espera y las decisiones terapéuticas.

En el caso de RAS, hablamos de un grupo de genes que incluye KRAS y NRAS, y cuya determinación puede ayudar en la selección de la terapia más apropiada para cada paciente con CCRm. Por lo tanto, son de gran ayuda para los médicos y los pacientes que buscan una terapia individualizada efectiva.

Pero no solo contamos con biomarcadores predictivos para cáncer colorrrectal, también los hay para otros tipos de tumores, como los de mama y pulmón. Y en todos los casos su determinación es clave para enfocar el abordaje de la enfermedad.

Colaboraciones como la firmada entre Merck y Sysmex son la muestra de nuestro gran compromiso con la medicina personalizada y los marcadores predictivos, que sin dudan cambiarán en el futuro la trayectoria de las enfermedades tumorales.

 

Clara Castaño
Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada