HIGH_MOLECULE_MODEL

TECNOLOGÍA, INNOVACIÓN Y HEALTHCARE

Si en 2015 la puesta en marcha de las estrategias digitales de las empresas tan solo recaía en la alta dirección en el 18% de los casos, en este año que pronto termina la cifra ha alcanzado el 54%. No lo decimos nosotros, lo afirma el tercer informe sobre el nivel digital directivo en España, elaborado por EADA Business School.

El autor de este estudio, el profesor Ramón Acosta, va más allá y explica que hasta hace apenas tres años quienes tomaban el mando en todo lo relativo a este cambio eran los departamentos de marketing y ventas, por un lado, y el área de tecnología e innovación, por el otro. Esta situación era relativamente comprensible ya que, tradicionalmente, la tecnología se ha destinado en primer lugar a “potenciar las ventas y las relaciones con el cliente, mientras que la transformación completa de la compañía quedaba en segundo plano”. Pero este escenario ha cambiado radicalmente; ahora la innovación y la tecnología están presentes en todos los niveles de cualquier compañía.

El entorno del healthcare no es ajeno a este fenómeno. La tecnología y el marketing digital ya están transformando el sector, así como la manera en que los pacientes quieren recibir servicios médicos. Sin duda, en Merck estamos logrando liderar este cambio, pero aún son muchas las ideas propias y ajenas que pueden estimular la innovación del futuro. A continuación te mostramos solo algunas tendencias que ya están haciéndose notar y marcarán el mañana de la salud.

El paciente empoderado

Agilizar y personalizar los servicios sanitarios gracias a los dispositivos móviles, según las formas y ritmos que emplea cualquier eCommerce, es uno de los cambios más palpables de la transformación del paciente en “consumidor”, un fenómeno que ya se conoce como “el paciente empoderado”.

Mejoras en diagnóstico y tratamientos

Las posibilidades que brinda la combinación dispositivos móviles + Big Data + Inteligencia Artificial (IA) resulta apasionante. Aquí tenemos algunos ejemplos:

  • ResearchKit & Carekit: App desarrollada por Apple que recoge miles de datos de usuarios a través del iPhone para generar bases de datos de enorme valor para los investigadores.
  • MedWhat: asistente artificial que, a través de un desarrollo de IA, tiene a su disposición gran cantidad de conocimientos médicos.

 

Robots para asistencia

No es ciencia ficción. La implantación de robots como doctores y asistentes ya es una realidad. Por ejemplo, Pepper, the humanoid robot ya está en funcionamiento en dos hospitales de Bélgica:

En desarrollo también encontramos el Project Romeo, dirigido a personas que por edad avanzada o pérdida de autonomía necesitan un asistente que los acompañe o ayude en su día a día.

Impresión 3D

¿Imaginas aprovechar una impresora 3D para crear dispositivos ortopédicos adaptados para cada paciente? Pues a eso se dedica la española UNYQ, que, fundada en 2014, ya ofrece cubiertas de prótesis y corsés para escoliosis totalmente personalizados con una alta semejanza al cuerpo humano y gran comodidad.

Apoyo emocional

Una consecuencia directa de ofrecer productos y servicios adaptados a la necesidad de cada paciente es una evidente mejora emocional. Entre las aplicaciones que ya están activas en este campo encontramos las siguientes:

  • Ella: App dirigida a personas con dolor crónico que utiliza técnicas de mindfulness. Uno de sus puntos fuertes es que permite unir a varios usuarios y seguir juntos una clase dirigida por un entrenador certificado.
  • The Headset: Una de las múltiples apps que emplean los smartphones como herramienta para diagnosticar problemas que puedan surgir combinando múltiples datos del usuario. Pero hay muchas más, incluso las que evalúan la salud mental del usuario a través de sus movimientos de la mandíbula…

Comunidades online

Muchos pacientes que siguen un tratamiento ya comparten sus experiencias con otras personas en su situación, tejiendo así una red de apoyo mutuo y colaboración. También existen proyectos para investigar enfermedades raras y síntomas no diagnosticados, como CrowdMed.

Comparte esta entrada