canstockphoto14156428

Llega a España una nueva tecnología en reproducción asistida que mejora la selección de los embriones y reduce las posibilidades de embarazo múltiple

  • Una de esas mejoras se centra en la selección de los embriones a transferir, punto clave para conseguir una correcta implantación.
  • Eeva utiliza la tecnología time-lapse, es decir, realiza fotografías de los embriones cada 5 minutos para ver su evolución.

 

Cerca del 20 por ciento de las parejas que quieren ser padres tienen dificultades para tener un hijo, problema que afecta a unos 80 millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, las circunstancias de estas parejas pueden cambiar gracias a  las técnicas de reproducción asistida, que han ido evolucionando en los últimos años para dar una respuesta cada vez más eficaz, rápida y segura a una demanda creciente por parte de los pacientes.

Una de esas mejoras se centra en la selección de los embriones a transferir, punto clave para conseguir una correcta implantación. Hasta ahora, la evaluación de embriones se basaba en el estudio de la morfología, una valoración subjetiva por la que los criterios de selección podían variar según el país o la clínica donde se lleva a cabo ese procedimiento.

Disponer de datos objetivos ha sido uno de los grandes retos en los últimos años y hoy es posible gracias al Sistema Eeva®, una nueva tecnología que permite determinar de forma temprana, objetiva y no invasiva (sin necesidad de extraer los embriones de la incubadora), cuáles son los más adecuados para transferir al útero, lo que aumenta la posibilidad de éxito del tratamiento.

Eeva® utiliza la tecnología time lapse; es decir, realiza fotografías de los embriones cada 5 minutos para ver su evolución. En comparación con las alternativas disponibles hasta el momento, su valor añadido es que a través de  un algoritmo predictivo único proporciona a los especialistas información objetiva que ayuda a valorar la viabilidad del embrión, homogeneizando los estándares de evaluación.

Además, con este nuevo sistema se reducen los embarazos múltiples, ya que la correcta selección ayuda a reducir los embriones a transferir y con ello la posibilidad de gestación múltiple.

Así, el nuevo método de diagnóstico contribuye a dar una respuesta más precisa a los pacientes que tienen dificultades para tener un hijo. Según un estudio realizado en  Reino Unido en el que se preguntaba a los pacientes con qué probabilidad se cambiarían a una clínica de fertilidad que les ofreciera este método si el centro que habían elegido en origen no lo ofrecía, el 66 por ciento de los encuestados se mostraba extremadamente o muy dispuesto a irse a otra clínica por este motivo.

 

Alba Ruiz

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada