ALZHEIMER-BLOG-OK

Todo lo que debes saber sobre el Alzheimer

Para muchas personas, la enfermedad de Alzheimer continúa siendo un síndrome extraño y desconocido, pero que se encuentra más cerca de nosotros de lo que pueda parecer.

A continuación, detallamos algunos rasgos que debes conocer sobre este síndrome que afecta a entre el 60 y el 70 por ciento de los casos de demencia del mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  1. El mal de Alzheimer es algo más que perder la memoria. El fallo en las capacidades cognitivas es uno de los síntomas más característicos, pero este síndrome va mucho más allá. El cuerpo empieza a olvidarse de cómo tiene que funcionar. En este caso, no tenemos que olvidar que la enfermedad de Alzheimer es causa de muerte, ya que su progresión en el tiempo impide que la persona afectada pueda participar de sus habilidades innatas, tales como el movimiento o la deglución.
  1. El diagnóstico precoz es clave en el tratamiento. Un estudio realizado por el Hospital Clinic de Barcelona constata que cuando la enfermedad se detecta a una edad temprana, normalmente antes de los 60 años, sus síntomas se pueden llegar a confundir a menudo con otras enfermedades, tales como la depresión, ya que el inicio es lento y no presenta unos síntomas claves propios. Los síntomas precoces del Alzheimer son la depresión y los problemas de memoria. El estudio hace hincapié en que la detección precoz es clave en el tratamiento de esta patología. Actualmente, la Universidad de Oxford emprenderá un estudio para identificar los biomarcadores presentes en las primeras etapas del mal de Alzheimer.
  1. Los cuidadores suelen sufrir un duro golpe en su propia salud. Múltiples estudios han demostrado que los cuidadores de personas con Alzheimer, normalmente familiares, son más propensos a presentar niveles más altos de las hormonas del estrés, reducción de la función inmune, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.
  1. Afecta principalmente a las personas mayores. ¿Por qué la enfermedad de Alzheimer se asocia con las personas mayores? Esta pregunta todavía supone un misterio sin resolver para la medicina moderna. Sin embargo, la mayoría de las investigaciones apuntan a una serie de cambios relacionados con la edad del cerebro, como la atrofia, la inflamación y la creación de moléculas inestables.
  1. No dormir lo suficiente podría elevar las posibilidades de padecer la enfermedad de Alzheimer. Los amiloides son proteínas que favorecen la formación de las placas de Alzheimer y que se acumulan en el cerebro cuando se produce una falta de sueño. Se cree que este tipo de proteína ataca a la memoria a largo plazo del cerebro y desencadena en el mal de Alzheimer.
  1. El historial clínico familiar es condicionante para padecer la enfermedad. No es necesario que exista un componente genético para sufrir Alzheimer, pero las personas con familiares que padecen este síndrome son más propensas a sufrirlo también.
  1. La depresión puede ser un síntoma de la enfermedad de Alzheimer. Uno de los primeros síntomas del Alzheimer es la pérdida de la memoria que se manifiesta a través de la dificultad para recordar nombres, eventos o conversaciones recientes, por ejemplo. Asimismo, podrían incluir la depresión y la apatía. Algunos síntomas posteriores pueden ser: la desorientación, la falta de juicio, un comportamiento inusual y problemas de comunicación.
  1. Existen muchas maneras de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer. El especialista podría desde revisar su historial clínico hasta llevar a cabo pruebas cognitivas y exámenes físicos o someter al paciente a un estudio diagnóstico que incluya un análisis de sangre y tomografías de la cabeza.
  1. Los amigos pueden estar implicados en el diagnóstico. A veces, los especialistas pedirán a los familiares, amigos y seres queridos que denoten si han sido testigos de algún cambio en el comportamiento o en la forma de pensar del paciente.
  1. La música puede reducir el riesgo de padecer Alzheimer. ¿Quieres reducir el riesgo de padecer el mal de Alzheimer? Un estudio realizado por la Clínica Mayo asegura que la estimulación social y mental a través de la realización de actividades de ocio como la música, la lectura o los juegos ayuda a reducir el riesgo de padecer el mal de Alzheimer.

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer. ¡Participa y ayúdanos a concienciar sobre este mal de muchos!

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada