sida

Unión de esfuerzos en la lucha contra el SIDA

La primera vez que se conmemoró fue el 1 de diciembre de 1988, el año en el que, por primera vez, se empezaba a tomar conciencia real de lo que suponía para la salud mundial la pandemia del VIH, causada por la extensión de la infección del virus. Desde ese momento, cada 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, con el fin de seguir dando voz y difusión a los nuevos avances.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) afecta a las células del sistema inmunitario, alterando o anulando su función. Esta infección produce un deterioro progresivo de dicho sistema y provoca la ‘inmunodeficiencia’. En este sentido, se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando deja de cumplir su función de lucha contra infecciones y enfermedades. El síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es el término que se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH, en los que puede haber una presencia de alguna de las 20 infecciones oportunistas o cánceres relacionados con el virus.

El VIH puede transmitirse por relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada, a través de una transfusión sanguínea, o por el uso compartido de agujas, jeringuillas u otros instrumentos punzantes y aparatos quirúrgicos. Además, se puede transmitir de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

En ocasiones se trata de casos evitables, por lo que muchas campañas están destinadas a la prevención del contagio, entre ellas: utilizar métodos como el preservativo al mantener relaciones sexuales; someterse a las pruebas de detección y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual; evitar la inyección de drogas, y asegurarse de que toda sangre o producto sanguíneo que se necesite se haya sometido a pruebas de detección de VIH.

En el mundo hay 36,7 millones de personas infectadas por el VIH. Se trata de una patología que afecta en mayor medida al continente africano. Según el informe UN AIDS ‘Get on the Fast-Track Report: The life-cycle approach HIV, de los aproximadamente dos millones de personas que adquirieron el VIH a nivel mundial en 2014, casi la mitad vive en África oriental y meridional. En concreto, según señala dicho informe, las mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años de edad son especialmente vulnerables al VIH y en 2015 cada semana 7.500 de ellas contrajeron la infección.

Actualmente, gracias a los adelantos y a la facilidad de acceso al tratamiento (en 2015-2016, 18,2 millones de personas tuvieron acceso a la terapia antirretrovírica), las personas seropositivas pueden vivir más tiempo y con un mejor estado de salud, lo que supone una mejor calidad de vida.

 

Departamento de Comunicación de Merck

Comparte esta entrada