42-34231946

Videojuegos y salud: gamification of healthcare

  • Podemos encontrar desde videojuegos para consola que ayudan a mejorar el equilibrio, el tono muscular y la psicomotricidad de personas con la enfermedad de Parkinson, hasta dispositivos especiales para lesionados medulares, quemados, personas con esclerosis múltiple o con daño cerebral, entre otros.
  • El popular juego Guitar Hero se ha adaptado para rehabilitar a personas que han sufrido la amputación de un brazo.

 

En esta era de la tecnología, donde videojuegos, consolas y ordenadores forman parte de nuestro día a día, no podían faltar sus aplicaciones en el ámbito de la salud.

Las nuevas herramientas y los nuevos dispositivos nos abren un sinfín de posibilidades para mejorar nuestro bienestar de una manera más divertida y amena. Conseguir que el paciente se divierta al tiempo que trabaja para mejorar su salud es una apuesta ganadora. Programas de rehabilitación o tratamientos médicos son abandonados, en ocasiones, por falta de interés o de motivación. Lograr “enganchar” al paciente y motivarle para continuar un programa o tratamiento es lo que puede llegar a conseguir un sencillo videojuego. Y ello garantizará, en parte, el éxito médico.

¿Ciencia ficción o una realidad cercana? A estas alturas no nos sorprende ver cómo la realidad supera a la ficción; por un lado, existen dispositivos creados o adaptados, relacionados con tratamientos, estimulación de ejercicio físico y mejoras de la accesibilidad y por otro, existen programas o videojuegos diseñados para diferentes ámbitos de la salud; incluso se podría llegar a clasificar el tipo de software por su objetivo final: videojuegos para la prevención y promoción de la salud, videojuegos para la mejora de la salud y videojuegos para la formación del personal sanitario.

Podemos encontrar desde videojuegos para consola que ayudan a mejorar el equilibrio, el tono muscular y la psicomotricidad de personas con la enfermedad de Parkinson, hasta dispositivos especiales para lesionados medulares, quemados, personas con esclerosis múltiple o con daño cerebral, entre otros.

Un caso llamativo es un nuevo proyecto desarrollado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins, quienes han adaptado un popular juego, el Guitar Hero para rehabilitar a personas que han sufrido la amputación de un brazo. En el juego original el jugador debe presionar los botones al tiempo que las notas se desplazan en la pantalla del juego. Esto adaptado a un área terapéutica ha logrado grandes avances para los pacientes amputados.

Un ejemplo de formación del personal sanitario se presentó en la Conferencia Juegos para la Salud de Europa (Games for Health); su nombre, Birthplay. Su objetivo es disminuir el número de errores médicos durante un parto. En este juego se simulan situaciones que pueden ocurrir durante el transcurso de un nacimiento. De este modo, se favorecerá el entrenamiento de los protocolos de actuación a fin de aumentar la seguridad del paciente.

Queda claro que las TIC, los videojuegos y las nuevas herramientas tecnológicas nos han abierto un nuevo abanico de posibilidades terapéuticas que debemos aprovechar y desarrollar. Aún no hay investigaciones a largo plazo que hayan demostrado su efectividad. Será cuestión de tiempo que esto ocurra ¿Qué te parece? ¿Crees que estamos sacando suficiente partido a esta realidad tecnológica? ¿Hacia dónde apunta el futuro?

Moisés Pérez
Senior Specialist de Neurología

Comparte esta entrada