vitamina D esclerosis múltiple

La vitamina D activa la remielinización en pacientes con esclerosis múltiple

  • Un estudio ha demostrado que el receptor de la vitamina D estimula la regeneración del recubrimiento de mielina que envuelve a las neuronas.
  • Estos resultados se relacionan con los datos disponibles que sugieren que los niveles bajos de vitamina D se asocian al desarrollo de la esclerosis múltiple.

 

Las personas con esclerosis múltiple pierden continuamente la capa de mielina que está alrededor de las neuronas, lo que hace que aumente la velocidad de los impulsos en el sistema nervioso central. Cuando se desmielinizan las neuronas, las células progenitoras de oligodendrocitos migran hacia estas células y se diferencian en oligodendrocitos maduros, que son capaces de producir mielina. Con la edad ese proceso se va deteriorando y en la esclerosis múltiple también sucede lo mismo.

No obstante, un estudio llevado a cabo por la investigadora española Alerie Guzmán de la Fuente, que trabaja en el Instituto de Investigación Médica de Células Madre de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), dirigido por el profesor Robin Franklin, ha demostrado que el  receptor de la vitamina D promueve la diferenciación de células progenitoras de oligodendrocitos y estimula la regeneración del recubrimiento de mielina que envuelve a las neuronas, estructura conocida como vainas. Este hallazgo se publica en Journal Cell Biology.

Se había identificado que el receptor gamma X (RXR gamma, en sus siglas inglesas) promueve la diferenciación de células progenitoras de oligodendrocitos y, por consiguiente, la remielinización, pero estos receptores trabajan en pareja. Por eso, la investigadora española se propuso conocer cuál era la pareja de baile del RXR gamma.

Tras varias pruebas, se constató que el RXR gamma se une a varios receptores nucleares, como el VDR, en las células progenitoras de oligodendrocitos y oligodendrocitos ya maduros. Cuando se inhibe o bloquea el VDR, la diferenciación de las células progenitoras de oligodendrocitos se reduce y se ve mermada la capacidad de mielinizar en el laboratorio un tipo de neuronas: los axones. Por el contrario, la vitamina D, que se une y activa el VDR, favorece e impulsa la diferenciación de las células progenitoras de oligodendrocitos.

Estos resultados se relacionan con los datos disponibles que sugieren que los niveles bajos de vitamina D se asocian al desarrollo de la esclerosis múltiple. De esta forma, los hallazgos del equipo de Cambridge ponen de manifiesto que la vitamina D puede tener un papel importante en la progresión de la enfermedad mediado por la regeneración de la mielina. Se abre, por tanto, una nueva línea de investigación en la activación del receptor VDR para potenciar la remielinización en pacientes con esclerosis múltiple. Esta nueva vía terapéutica también podría ser de utilidad para otras enfermedades desmielinizantes.

 

Departamento de Comunicación de Merck

 

Comparte esta entrada